El encierro

El encierro

El encierro

Hace muchos años comencé a atender a adolescentes que se encontraban en situación de encierro decidido.
Al principio no sabía de qué se trataba. El trastorno había comenzado en Japón en la década del 90 y lo llamaron HIKIKOMORI que significa reclusión, aislamiento.
En Argentina los primeros casos aparecieron en el año 2000, lo describí llamándolo “Síndrome por Autoencierro” . Se trataba de la decisión desesperada, pero consciente, de adolescentes que no se sentían preparados para afrontar el mundo externo y debían guarecerse dentro de sus casas, muchas veces también de sus familias.
Los casos aparecieron en todo el mundo y en cada país tuvo su particular nombre y compartimos con colegas los indicadores en el mundo.
En Aralma atendemos estos casos en los domicilios y trabajamos en consultorio con las familias.
La circulación de la palabra en estas familias está desvanecida y allí reside el problema. Escribí capítulos en libros de psiquiatría y un libro, hace 17 años, dedicado a esta forma particular de padecer infanto-juvenil: un corte agudo con todo, que rompe el lazo social.
Mi preocupación es la de siempre , la forma en que no se escucha su voz.
Atendemos también a niños y adolescentes privados de cuidados parentales confinados por meses y por años, con salidas esporádicas, que tienen una necesidad imperiosa de ser escuchados, de contar su trágica historia y sus esperanzas de una vida mejor.
También los jóvenes en conflicto con la ley penal. destituidos de su lugar de adolescentes.
Los bebés y niños pequeños cuyas madres se encuentran detenidas y viven la situación de encierro no decidido en oposición a su derecho fundamental, la libertad.
Siempre la apuesta es a la palabra que devuelve el aliento y posibilita la elaboración de lo traumático. La palabra que ofrece tejer redes de contención y alojo y reconstruye el lazo social.

El encierro siempre tiene consecuencias.

En este momento que atravesamos un severo problema sanitario que nos confina a algunos solos y a otros acompañados, pensé en ciertas cuestiones relacionadas a la infancia y adolescencia para compartir en este encierro preventivo de la salud física.

Vi en los portales, TV y redes muchísimas actividades para niño/as y no estoy segura que la saturación sea la mejor manera de transitar la reclusión. Es más ,me atrevería a asegurar que puede estresarlos.
Hay cierta premisa que a los niños y niñas se los debe tener ocupados para que no molesten.Nada más alejado de la necesidad de un niño.
Tenemos una oportunidad excepcional de tiempo libre para estar junto a nuestros hijo/as,abandonando la idea de “ lo difícil que es estar con niños” , tan animada en las redes, aprovechando este encuentro para conocernos un poco más.
Quizá comenzar por contarles, sin alarmarlos, lo que estamos viviendo y que la salida es entre todo/as, cuidándonos.
Los chicos y las chicas ,no solo necesitan cooperar ,sino que son parte de la solución como lo somos todos.
Quizá podamos charlar, contar anecdotas y juegos del pasado. Bailar, cantar ,leer y escuchar cuentos. Sentarnos con los más grandes a conocer su música y ver alguna partida en streaming. Aprender cómo eligió a su personaje y cuales son sus estrategias. Conocer ese universo fantástico.

Escuchar sus historias, miedos,deseos y sus sueños, porque si hay un futuro es con ellos.

Lic. Sonia Almada. MN22.366 E- Mail : aralma@aralma.com,ar

Cuidar al que cuida

Cuidar al que cuida

Colegas desde Aralma conformamos un equipo para asistir a personal y profesionales afectados a la pandemia.
Conociendo los efectos postraumáticos de situaciones como estas decidimos la construcción de este dispositivo pensado en cuidar al que cuida.
En este momento de aislamiento la asistencia psicológica será a través de soporte tecnológico ( teléfono o videoconferencia)
Las supervisiones serán grupales y en números reducidos se realizarán a través de plataformas.
Por ello solicitamos voluntarios, Licenciados en Psicología para brindar asistencia psicológica de manera remota en todo el país.

Si deseas sumarte a nuestro equipo envía tu CV y carta de presentación a aralma@aralma.com.ar y te contactamos.
Gracias

19 de Noviembre   Día Mundial para la Prevención del  Abuso Sexual en la infancia.

19 de Noviembre Día Mundial para la Prevención del Abuso Sexual en la infancia.

Presentación del protocolo para el abordaje ante el relato espontáneo de abuso sexual de un menor de edad

Guia para familiares y educadores 2019/2020

Nuestro trabajo 

Este material el parte del compromiso del departamento de capacitación  e investigación de Aralma que tiene como objetivo el fortalecimiento social de las familias y educadores ante las situaciones de violencias que padecen bebés,  niños, niñas y adolescentes

Creemos que en este sentido el rol de la primera persona que escucha a un niño o niña que ha sido vulnerado es esencial.

Con este sencillo protocolo  ofrecemos una guía para el afrontamiento de situaciones cotidianas en familias, ongs, escuelas que buscan la contención del niño/ niña y la orientación para el adulto.

Esta protocolo  es una herramienta construida desde una perspectiva que entiende la dificultad de afrontamiento de estas situaciones por las angustias que remueve y porque sabemos que niños y niñas hablan cuándo y cómo pueden .

Consideramos que este documento,en permanente revisión y adecuación a las distintas realidades y saberes. 


Protocolo-de-abordaje-ante-el-relato-de-abuso-sexual-de-un-menor-de-edad

2019/2020

No lo quiero más

No lo quiero más


Otra de las realidades invisibilizadas de la adopción son las devoluciones de niños y niñas.

Hoy tristemente devolvieron una hermosa niña de 9 años al hogar convivencial donde vivía porque no pueden cuidarla más después de 7 meses de guarda en una casa nueva. También la semana pasada y por  un audio de whatsApp escuche la explicación de unos papas de porque no continuaban con la guarda de dos hermanitos “ No saben agradecer lo que hacemos por ellos”  

En Argentina según el Ministerio Público Tutelar entre 2017 y 2019 hubo 61 niños sobre un total de 300 en CABA. Según Yael Bendel asesora general tutelar del MPT. el  50% de los niños adoptados entre los 8 y 17 años son devueltos al Estado en todo el país con los argumentos “ Hace mucho lío” “ No puedo cuidarlo” .

En el país hay 4.580 personas inscriptas para adoptar y 2.731 niños en estado de adoptabilidad. El inconveniente de  los futuros padres es que el 70% están en etapa escolar, pero el 89% de los postulantes quieren bebés de hasta un año y sin hermanos.

En Estados Unidos son el  10% , en Europa el 4% son los niños o’adolescentes con adopciones fallidas que significa ni más ni menos que su devolución al estado.

En estos años de práctica clínica  lo he visto más veces de la que me gustaría contar. 

El proceso siempre comienza bien con muchas sonrisas e ilusiones y a veces con familias a las que se les solicitan que se hagan cargo de un niño o niña que quedó privado de cuidados familiares.

La historia es más o menos la misma estos niños y niñas llegan, la mayor de las veces ,a una familia con más de siete años, conscientes de lo que les pasa, de su historia, con sus recuerdos y con muchísima ilusión de que los quieran.

Muchas veces estos niños ponen a prueba la capacidad de maternar y paternar, especialmente porque necesitan saber si allí lo van a alojar de la manera que necesitan, también por los múltiples traumatismos que debieron vivir y padecen padecen algunos síntomas y/o trastornos.

Solo una familia responsable puede lidiar con estas problemáticas con muchísimo amor y paciencia infinita, apostando a la recuperación de los lazos sociales que se dañaron por diferentes circunstancias

 Todavía no se termina de trabajar las maternidades y paternidades idealizadas y que los niños en adopción no son los hijos o hijas biológicos  que las familias no pudieron o no desearon tener, sino sujetos de derechos y deseo que tienen el derecho a vivir en familias según la indica la convención de los derechos de los niñ@s y no al revés. 

Quizá en un mundo adultocéntrico es demasiado pedir, pero días como hoy no se puede dejar de decir que los niños devueltos sufren una segunda herida profunda que podría dañarlos para siempre. Que la salud mental es tan delicada como la física,  tanto que a veces no tiene retorno y que es el estado el que debe garantizar el cambio de las narrativas y miradas acerca de las infancias que tiene a los niños y niñas presa de este mercado del deseo adulto.

Acá los que trabajamos en las trincheras académicas y territoriales no estamos pudiendo solos con tanto dolor e impotencia

Apuntes para pensar la infancia

Apuntes para pensar la infancia

En Aralma trabajamos para potenciar las capacidades de las personas y especialmente el agenciamiento de niños y niñas.

Propulsamos diferente tipo de actividades que buscan visibilizar y sensibilizar acerca de la situación de la infancia a nivel mundial.

Reconocemos  la existencia de múltiples infancias, la singularidad y complejidad de las diferentes formas de transitar la niñez y pensamos la infancia como un proceso de construcción permanente de subjetividad .Es en este proceso, permeable a todo tipo de vivencias y con una imprescindible necesidad del otro donde cada sujeto se constituye.

Cuando este otro falla o falta comienza la privación  y el  camino de niños y niñas se va minando de dolor, enfermedad, resentimiento y odio. El  odio se reproduce luego en la escuela, en el barrio  y finalmente de adultos  en el trabajo, con la pareja y con sus hijos e hijas y la rueda vuelve a comenzar.

En muchísimos casos las violencias comienzan desde la infancia, en la forma en que cada bebe es pensado y tratado desde antes de nacer, por eso sostenemos maternidades deseadas.

También en la forma  en que se trata a los niños y niñas en el barrio, en la escuela, en los medios de comunicación  y en las instituciones  en general .Por eso trabajamos en la construcción de nuevas miradas y narrativas de las infancias y juventudes, deconstruyendo la mirada adulto céntrica y tutelar.

Nuestras propuestas de Investigación de temáticas invisibilizadas  buscan restituir derechos avasallados y formas naturalizadas y naturalizadoras de las  violencias hacia bebes, niños, niñas y adolescentes

Nuestro ofrecimiento de terapia psicológica en hogares convivenciales y ongs busca la posibilidad de una nueva dignidad del sujeto de la infancia en el encuentro con su propia voz y verdad.

La propuesta de capacitaciones en pasantías, talleres, jornadas y congresos es la apuesta para sensibilizar y aprender nuevas formas de abordaje de la infancia y adolescencia vulnerada

No ofrecemos asistencialismo, por fuera de las emergencias. Nos enfocamos en los derechos de la segunda generación: Económicos, Sociales y Culturales  que tienen como objetivo fundamental garantizar el bienestar económico, el acceso al trabajo, la educación y a la cultura.

 La sociedad mundial tiene una enorme deuda con la niñez  el sector más hostigado por las condiciones económicas, políticas, sociales y culturales

En este sentido y en el marco del 2° Congreso Mundial “Infancia sin Violencia” declaramos la Emergencia de la Infancia. Acceso al documento: https://pst.cr/mXNzj

Nuestra campaña permanente  Lavozdelxschicxs  es parte de una red de colaboración con distintas organizaciones, organismos  y  particulares que promueve acciones para generar  políticas de paz y subjetividades pacifistas para construir un mundo más digno, justo e igualitario para todos y todas.

Sonia Almada

Pdta. y directora ejecutiva de Aralma

Para sumarte como voluntario de Aralma escribí a aralma@aralma.com.ar y envíanos tu CV

Cada 30 horas – Cine Debate

Cada 30 horas – Cine Debate

🎥

CINE-DEBATE EN ARALMA

Aralma te invita a participar de la proyección del documental “Cada 30 horas” y debate con su directora Alejandra Perdomo junto con especialistas en Violencia de género..

Actividad NO arancelada.

¿Cuándo?
Jueves 17 de Octubre  – 19:00.

¿Dónde?
Ituzaingó 134 – San Isidro .

¡Inscribite ¡ http://bit.ly/2nbzqJM

.”Cada 30 horas”.Sinopsis: En Argentina cada 30 horas una mujer muere víctima de violencia de género. Algunas de ellas logran pedir ayuda para que su agresor deje de lastimarlas; confiando en que la ley las ampare y en que la justicia condene al violento. Diversas violencias naturalizadas, por las cuales la mujer agredida tiene que enfrentar una mirada social que la juzga, la cuestiona y la condena.