El Hogar Seguro Virgen de la Asunción de Guatemala, centro estatal de protección albergaba alrededor de 800 niñas/os y adolescentes desde los 0 hasta los 18 años, su capacidad era para 400.

Lo/as niño/as que allí residían habían vivido abandonos, maltratos y  agresiones sexuales: Pura crueldad.

El hogar estaba siendo investigado por prostitución y narcotráfico, constantemente se reportaba como las niñas y  niños huían.

No se hizo nada.

Los hogares de acogida de niños y niñas deberían ser un hogar sustituto. La infancia vulnerada es revictimizada, donde se debería cuidarlos y abrigarlos se los arrasa nuevamente.

El martes 7 de marzo, parece que  alguno/as, lo/as que pudieron, quisieron salvarse y huir de esos adultos .Por la noche, hubo un nuevo intento de fuga que termino en las protestas  que continuaron hasta la mañana del miércoles, cuando se inicio el fuego.

Fuego.

Las niñas y adolescentes del hogar intentaron alzar la voz ante los maltratos de los que eran víctimas cotidianamente:  abusos, prostitución y narcotráfico aprovechando que ese día se celebraba el Día Internacional de la Mujer; pero la situación se salió de control y cincuenta y una de ella fueron encerradas en un salón de 4 X 4 m².

Encerradas.

Veinte  niñas (inicialmente en el acto) hoy ya van treinta y nueve niñas murieron.

Calcinadas.

Por supuesto no hay respuestas de ningún organismo ni adulto responsable de la negligencia y el abandono a que todos lxs niños y niñas fueron sometidos.

Al 11 de marzo se habían reportado treinta y nueve adolescentes fallecidas, comprendidas entre los 14 y 17 años, y aún se desconocía el nombre de las sobrevivientes del incendio, mientras los familiares buscaban información sobre su paradero y situación.

Ese mismo día también se reportó que las nueve sobrevivientes menores de edad que fueron trasladadas a una casa hogar en Quetzaltenango estaban en estado de gestación. Menores de edad embarazadas.

La población de la Ciudad de Guatemala, inició concentraciones en la Plaza de la Constitución para manifestar su repudio a lo que consideraban negligencia, corrupción e ineptitud de parte de la autoridades del gobierno guatemalteco. Alrededor de doscientas personas caminaron por las calles de la ciudad leyendo los nombres y las edades de las niñas fallecidas a la Plaza donde había más manifestantes, que gritaron :

“Fue el estado”

 

Sonia Almada- 2017